jueves, 18 de junio de 2009

El principio de una nueva vida

Por fin tenemos tiempo para sentarnos a explicar el desenlace del “Caso Suerte” y mostraros las fotos tan demandadas.

Ya explicamos en nuestra anterior noticia el porqué de nuestro largo silencio por lo que damos por hecho que ha quedado sobradamente argumentado.

Como todos sabéis Suerte llegó a nosotros de manos de Laura y Sebas el 16 de Diciembre a las 5 de la mañana. Desde entonces y hasta el 8 de Junio ha estado viviendo con nosotros, en nuestra casa, junto a nuestros perros y gatos, siendo uno más de la familia y dándole todos los cuidados necesarios, tanto físicos como psicológicos.

Han sido seis meses muy intensos, los cuales jamás olvidaremos. Suerte tenía aproximadamente un año y medio, estaba completamente ciego, había sido víctima del maltrato humano, tan odiado por unos y practicado por demasiados.

Llegó a nuestras manos con muchos miedos, traumas, enfermedades y problemas físicos. Lo llevamos al veterinario y poco a poco se fueron tratando cada una de sus enfermedades, traumas, necesidades físicas e intervenciones quirúrgicas necesarias.

En todo este tiempo hemos pasado momentos inolvidables a su lado; ahora, y con la serenidad que te da la distancia en el tiempo, nos sentamos a recordar los inicios y nos emocionamos al revivir en nuestra memoria aquellos momentos….
… Cuando la primera noche quiso conocer la casa y nos mantuvo despiertos dando paseos, subiendo y bajando escaleras, hasta que se lo aprendió todo de memoria … Cuando no podíamos dormir porque no aceptaba estar encerrado en una casa … Cuando lo pasamos fatal intentando que se tomara su medicación pero el cabezón no quería, hasta que un buen día aceptó las chuches  … Cuando descubrió que podía jugar, con pelotas, peluches o incluso el mando de la tele … Cuando oía a nuestros perros correr por el monte y él se enfada por no poder ser uno más en la carrera … Cuando comenzó su tratamiento de filaria y no lo pasó nada bien con los pinchazos … El continuo sonido de los cascabeles que colgaban de nuestras muñecas … Sus trastadas … Y así un sinfín de buenos y no tan buenos momentos. Pero sobre todo siempre recordaremos su ternura, su amistad incondicional con nuestro niño Pon y su tremenda cabezonería.

En estos seis meses hemos buscado el mejor adoptante para él, queríamos que se quedara en España, como todos los perros que hemos dado hasta ahora. No se trata de discriminación, ni muchísimo menos, pero personalmente creemos que en España, aparte de mucho maltratador también hay gente muy buena y amante de los animales, al igual que fuera de nuestras fronteras también hay maltratadores. A veces cuesta más tiempo encontrar un buen adoptante en España, pero con tiempo y paciencia se consigue. Pero ante todo, lo único que prima es el mejor hogar para el animal.

Recibimos varias solicitudes de adopción y a todos ellos les mandamos nuestro cuestionario. De España no recibimos ni un solo cuestionario cumplimentado, pero recibimos varios del extranjero realmente excepcionales. Queríamos el mejor hogar para él, es un perro muy especial y no apto para cualquiera ya que tienen un carácter y unas necesidades muy especiales.

La mejor solicitud que recibimos venía de Estados Unidos, pero nuestra respuesta fue no, ¿Por qué? Únicamente por el viaje, Suerte no soportaría tantas horas encerrado y desorientado, así que con mucho dolor, esta familia no lo podría adoptar por muy buenos que fueran.

Y cuando menos lo esperábamos recibimos un maravilloso e-mail, desde Alemania querían adoptar a Suerte. Reunía todas las características que él necesitaba, jamás hubiésemos creído poder encontrar mejor hogar, personas con una larguísima experiencia con perros abandonados.
Día tras día, e-mail tras e-mail, nos demostraban su interés y preocupación por la evolución de Suerte. No lo dudamos y les confirmamos que Suerte se iría a su hogar cuando llegara el momento y estuviera curado, operado y listo para el viaje, pero bajo dos condiciones adicionales a cualquier otra adopción. Suerte no viajaría solo, tenían que venir a buscarlo y no se lo llevarían inmediatamente, debían estar en nuestra casa al menos 3 días, Suerte debía conocer y acostumbrarse a su nueva familia antes de emprender un viaje tan largo. Por supuesto sus adoptantes aceptaron nuestras condiciones sin dudarlo.

Estamos muy orgullosos del trabajo realizado con Suerte, nosotros hemos compartido nuestra vida con él durante 24h al día y sabemos como llegó y como se fue, un cambio abismal, y nos alegra haber formado parte de esta metamorfosis, aunque el mérito es todo suyo, su vitalidad y ganas de vivir eran envidiables, todo el que lo ha conocido ha resaltado la poca evidencia de su ceguera: “Pero ¿seguro que no ve?”, este ha sido el comentario más repetido por amigos y conocidos, era curioso ver lo bien que se desenvolvía, pero desgraciadamente nuestra respuesta era siempre la misma: “Sí, seguro, no ve absolutamente nada”

En su día fuimos informando de sus avances y tratamientos, tras dejarle descansar, verificar su buen estado de salud y en el momento apropiado Suerte fue castrado y al poco tiempo se le realizaba su intervención ocular.

El Dr Simó, del Instituto Veterinario Oftalmológico de Barcelona, fue el encargado de dicha operación. Tal y como se había hablado, le hicieron una enucleación en su ojo derecho, esto consta en limpiar toda la cuenca ocular e ir cerrando cuidadosamente para que con el tiempo no hayan infecciones. Afortunadamente, su ojito izquierdo fue sometido a una recolocación de la glándula de la membrana nictitante, resección de parte del castígalo y resolución de la eversión del castígalo. Esto quiere decir que el maravilloso Dr Simó pudo reconstruir su ojito, recortar y arreglar su tercer párpado, el cual tenía cortado. Su ojo izquierdo ha quedado más pequeño de lo normal y por su puesto no ve nada, pero al menos puede parpadear y estéticamente está más guapo :)

Nos quedamos muy contentos con el resultado de su operación, aunque pasamos un horrible post operatorio, como algunos ya sabéis, Suerte era muy mal paciente, precisamente por esa vitalidad que poseía no quería hacer reposo, él solo quería jugar y salir de paseo, eso sí, ni se rascó, ni se tocó los ojitos en ningún momento y dejó hacerse las curas sin rechistar.

Aquí podéis ver algunas fotos de su operación y de días posteriores.













Con Suerte totalmente recuperado y sus ojos curados, todos esperábamos ansiosos la llegada de sus adoptantes, con mucha alegría por saber que a partir de ahí comenzaría una larga y feliz vida, pero también con mucha tristeza por despedirle.

El 5 de Junio, sobre las 12 del mediodía llegaban a nuestra casa su adoptante y una buena amiga, tras un largo viaje y muy emocionadas, después de saludarnos fueron directas a conocer a Suerte :)

Suerte lo sabía, sabía que se iría con ellas, que una de ellas era parte de su futura familia y esa furgoneta también le pertenecía.
Lo supo desde el minuto cero, subió a la furgoneta, se adueñó de ella y por primera vez en seis meses, roncaba a nuestros perros si querían subirse, era de él y no estaba dispuesto a compartirla, jeje!

Durante cuatro días y tres noches Suerte compartió las 24h con ellas, dormía en su cama, daban paseos, se iban en “su nueva” furgoneta y por supuesto recibía constantes mimos y chuches.

Fueron unos días inolvidables por diferentes motivos, ha sido un auténtico placer compartir cuatro días con dos personas tan maravillosas, con una magia especial, hasta nuestro Pin, el cual tiene terror a cualquier persona desconocida, se dejó tocar por ellas a los pocos minutos de estar aquí y según pasaron las horas era él quien las buscaba y se dejaba achuchar y abrazar, algo realmente increíble.

Os dejamos unas fotos de su estancia en casa, de Suerte y de parte de nuestra trupe. Por expreso deseo de las protagonistas hemos difuminado sus caras para preservar su anonimato.














































En cuanto Suerte llegó a su nuevo hogar nos llamaron por teléfono para informarnos de su estado, estaban encantados, el viaje había ido genial. Suerte hizo muy buenas migas con sus nuevos seis compañeros de cuatro patas, toda la familia está contentísima con él.

Se ha adaptado a la perfección, todos son muy felices, aquí unas fotos de Suerte en su nuevo hogar.








Queremos dar unas gracias muy especiales a la nueva familia de Suerte y a su amiga, por TODO, por lo bien que se portaron, por su amor incondicional a los animales, el cual nos demostraron de sobras, jamás hubiésemos creído poder vivir lo que vivimos junto a vosotras y os queremos dar nuestro más sincero agradecimiento por ello, de todo corazón.

Y aunque esperamos seguir publicando fotos de la nueva vida de Suerte, aquí damos por zanjado el “Caso Suerte”, para terminar solo nos queda dar las gracias a todas las personas que han hecho posible, de uno u otro modo este feliz final.

  • Patricia y Victoria: Por cuidarle y dar el aviso para su rescate.
  • Laura y Ángel: Por ir a por todos los perros a Huescar.
  • Sebas y Laura: Por traerlo a nuestra casa.
  • Dr Adolfo, nuestro veterinario: Por todos los cuidados, amor y tratamientos proporcionados.
  • Blanca: Por ayudarnos tanto con su sabiduría y experiencia.
  • Todos los que han aportado una ayuda económica: Por que sin vuestra ayuda todo esto no hubiese sido posible.
  • Todos sus padrinos y madrinas: Habéis sido un punto clave en toda esta andadura.
  • Ana: Por llevarnos a IVO en la primera visita.
  • Dr Simó, Cristina y todo el equipo de la Clínica IVO: Por su excelente trato, discreción y amabilidad.
  • A todos los amigos que os habéis preocupado de Suerte, como Yoli, Geles, Fer, Pilu, Gema, Deborah, María y muchos más.
  • A su familia adoptiva: Por su paciencia durante tantos meses y su gran corazón.

A todos os damos nuestro más sincero agradecimiento.


A pesar de los sinsabores, volveríamos a acogerlo y pasar todo lo pasado, ha merecido la pena.

¡Hasta pronto Suerte, te queremos y siempre estarás en nuestros corazones!





IMPORTANTE: Queda prohibida la reproducción parcial de esta publicación, por cualquier medio o procedimiento, sin para ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito del editor. No obstante, se autoriza a quien así lo desee y haya informado hasta ahora del "Caso Suerte" a la reproducción total del mismo, simpre y cuando no se manipule, agregue o elimine texto.

7 comentarios:

Eduardo dijo...

El poder leer que la suerte de Suerte va ha mejor es una alegría inmensa. Mira que lo habeis pasado mal estos últimos meses, pero las ganas de trabajar por esos bitxos de 4 patas no se os han quitado.
Me alegro que Suerte tenga ahora otro gran hogar donde le quieran tanto o más que en vuestro hogar.

Mis felicitaciones y mis alegrias desde Donosti de parte de Edu, Marta y por supuesto Haru.

Hasi and Asha dijo...

Muchas gracias por tus palabras, sabes que las apreciamos.

No me olvido e ti ¿eh? Estoy esperando las fotos del perrito y te las mando.

Muxux de nuestra parte para los tres y a ver si pronto podemos publicar que Haru tiene un hermanito ;)

Geles dijo...

Me alegra un montón que Suerte por fin esté en su nuevo hogar. He sido testigo durante meses de todos vuestros esfuerzos para sacar adelante a este hermoso animal y lo habeis conseguido con fuerza, perseverancia y amor, sobre todo mucho amor (le pese a quien le pese)
Quiero agradeceros en nombre de los amantes de los animales la entrega que teneis y la cantidad de animales que sacais adelante.
Seguid así y que nada ni nadie os haga cambiar, ok?
Muchos besos!!!!!!

•●♥ Judith ♥●• dijo...

Aquí me tenéis, a moco tendido, leyendo el caso de Suerte. Y qué suerte ha tenido, nunca mejor dicho. Me alegro muchísimo por él, y porque en el mundo haya gente así de buena y atenta con los animales. Muchas veces pienso que son mejores que nosotros...
Gracias por compartir su historia.

Hasi and Asha dijo...

Muchas gracias Geles ;) A ti que te vamos a contar... Desde luego tu lo has vivido muy de cerca...

Judith, no llores mujer, jeje, Suerte está estupendamente, mejor de lo que nunca hubiesemos imaginado, fíjate que va a ayudar a personas con problemas.... Es más de lo que hubiésemos podido desear.

Susana Cortiñas dijo...

Aiiins suerte! encontré su historia de casualidad por la red, y desde el primer día ocupó un lugar en mi corazón. Aunque no lo conozca es muy especial y todavía sigo aquí leyendo haber si aparece alguna noticia o fotito nueva. Que bonito esta! que alegría tan grande me da verlo correr y jugar por los campos. Esta historia me ha enseñado mucho, la lucha y la fuerza hace que todo se consiga! Un lametón para Suerte!

Verónica Moreno dijo...

muchas felicidades familia teneís un gran corazón os quiero un montón os amo gracias mil gracias